Proyecto de imposición de nombre para el sector B5 de Alto Comedero

79

El proyecto impulsado por la concejala Patricia Moya en conjunto con la Dirección de Patrimonio Arquitectónico, Histórico y Urbanístico de la Municipalidad capitalina, el Secundario Nº 6, la escuela anexo Mono Técnica Santa Teresita, y el Centro Vecinal del Sector B5, tiene por objetivo la búsqueda de identidad, a través de la imposición de un nombre para el sector mediante la participación vecinal.

Al respecto, el presidente del Concejo Deliberante, Lisandro Aguiar, manifestó que “fue un encuentro muy interesante, estamos trabajando en una ordenanza que tiene que ver con la identidad barrial, existen muchos sectores en nuestra ciudad que no tienen nombres asignados, específicamente en este caso fue con los vecinos del B5”.

En este sentido, agregó: “Puntualmente hay una idea de generar un gran proceso de participación, varias instituciones del sector como colegios secundarios, escuelas primarias como el centro vecinal que está participando de esta actividad. La idea es que los vecinos sean los que de alguna manera generan unas propuestas para poder emitir las ordenanzas correspondientes de asignación de nombres a todo este sector de 29 manzanas en Alto Comedero”.

“Cuando hablamos de identidad –continuó Lisandro Aguiar- no solamente es el nombre, sino generar también cohesión entre los vecinos, la idea de pertenencia, la posibilidad de tener alguna fecha que de alguna manera los reúna y los represente en todo el sector. Así que es un trabajo muy interesante que se está desarrollando dentro del ámbito del Concejo Deliberante, por supuesto con el Ejecutivo Municipal y con las distintas instituciones intermedias”.

Por su parte, Carolina Yolanda Cala, presidenta del Centro Vecinal, indicó que “estamos trabajando en la imposición de nombre en el sector B5 de Alto Comedero y más que nada estamos buscando una identidad, una comunión o participación del vecino y que sea una votación democrática, donde el vecino pueda elegir el nombre”.

Más adelante, Cala añadió: “La participación va a ser muy importante, porque hay mucha historia en el sector B5, vecinos que llegaron y que no había casas, no circulaba el colectivo, no tenían agua, había agua comunitaria y esa historia hace que el vecino se apropie del sector y pueda realizar una votación para dar el nombre del B5”.

Por último, la Directora de Patrimonio Arquitectónico, Elena Bardi, se refirió al proceso que vienen acompañando desde la Dirección “nos estamos sumando a este proceso, cuanto más participación haya de vecinos sobre la historia del barrio, las historias que cuentan las personas de mayor edad que tienen habilidades o algunas capacidades propias, conocerlas y que figuren en el nombre del barrio, es la manera de legitimar la identidad y fortalecer este sitio que cuenta historias que tiene mucho de propio y es lo que le da identidad, nos sumamos a este trabajo participativo para poder consolidarlo y de alguna manera desde nuestras capacidades y conocimientos, también acompañar y hacer nuestros aportes”.

La votación se realizará el viernes 27 de Agosto, se van a pegar carteles donde se explicará al vecino el día de la votación y se va a ir puerta a puerta para más difusión, dejándoles una tirilla donde va a poder emitir al otro día el voto en el anexo Santa Teresita, la escuela mono técnica”, finalizó.