Morales recibió a la Directora de la OIT para avanzar en la regulación en el campo de trabajo

38

El gobernador Gerardo Morales se reunió con lYukiko Arai, directora de la OIT en Argentina, también participaron Dolores Jerkovic, representante de ese organismo y la Presidenta del Consejo de la mujer e igualdad de género, Alejandra Martínez. El Proyecto contra la violencia y el acoso en materia laboral fue el principal tema que se trató, asimismo se cumplimentó con los lineamientos establecidos por el organismo de Ginebra.

El Gobernador de la Provincia recibió a representantes OIT en Argentina, Sra Yukiko Arai, Directora, Dolores Jerkovic, funcionaria y a la Presidenta del Consejo de la mujer e igualdad de género de la Provincia de Jujuy, Alejandra Martínez. Fue un encuentro ameno en donde se a abordó el proyecto que será remitido a la legislatura provincial.

En ese sentido, Alejandra Martínez, sostuvo que “este vínculo es muy importante”, prosiguió y explicó “en Jujuy elaboramos un Proyecto basado en el convenio famoso trabajado en Ginebra”.

Y agregó que “es una herramienta primordial para la lucha contra violencia y el acoso laboral”, y por ello “una mirada, una sugerencia, algunas líneas es importante porque enriquece al Proyecto que llevamos adelante”, sostuvo Martínez.

“Nos reunimos con el ministro de Trabajo y Empleo para que agregue su impronta. Queremos que las principales autoridades formen parte del Proyecto en el campo laboral”, señaló la funcionaria. Finalmente, Martínez, agradeció a la Directora de la OIT por acompañar con el marco legal, el mismo será anexado al Proyecto Central elaborado por el Ejecutivo. “Seguiremos trabajando en la lucha contra la violencia y el acoso en el campo laboral, porque es materia primordial para este gobierno”, añadió Alejandra Martínez.

La comunidad internacional afirmó claramente que la violencia y el acoso en el mundo del trabajo no van a tolerarse y deben acabar. Por tal, el Convenio 190 y la Recomendación 206 son las primeras normas internacionales del trabajo que proporcionan un marco común para prevenir, remediar y eliminar la violencia, como también el acoso en el mundo del trabajo, incluidos la violencia y el acoso por razón de género.

El Convenio incluye, por primera vez en el derecho internacional, el reconocimiento específico del derecho de toda persona a un mundo del trabajo libre de violencia, acoso, y establece la obligación de respetar, promover y asegurar el disfrute de este derecho.