Merecido reconocimiento a la labor social e inclusiva que realiza Appace

74

En la octava sesión ordinaria de la Cámara de Diputados jujeña se declaró de interés legislativo el 40° aniversario de la creación de la Asociación de Protección al Paralítico Cerebral (APPACE), por una iniciativa presentada por la legisladora peronista Mariela Ferreyra del Bloque Juntos Por Jujuy con el objetivo de reconocer la trayectoria y el espíritu fundacional de una institución que tiene la misión de mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad.

Al presentar la propuesta, la diputada Ferreyra destacó la trayectoria de la asociación en nuestra provincia y reconocimiento que supo cosechar a nivel nacional, recordando que el emprendimiento fue fruto de la familia Issa, representada por Norma Beatriz y Selín, quienes impulsados por el amor infinito por el prójimo un 27 de agosto de 1982 dieron vida a la institución, que en una primera instancia funcionó en una pequeña vivienda alquilada y asistía a ocho pacientes.

En tal sentido, Ferreyra refirió que desde aquella fecha, “la institución no paró de crecer y brindar múltiples servicios a la ciudadanía jujeña, consiguiendo en el año 2003 readecuar sus servicios conforme a las disposiciones de la Ley Nacional 24.901 de Sistema de Prestaciones Básicas en Habilitación y Rehabilitación Integral a favor de las personas con discapacidad.

Remarcó que la Asociación brinda servicios a personas que cursan patologías como páralisis cerebral, Accidente Cerebro Vascular (ACV), enfermedades neurodegenerativas adquiridas en el adulto, mielomennigocele, traumatismo encéfalocraneano, amputados, teleasistencia, distrofias musculares, lesión medular traumática, y patologías del dolor, entre otras.

Siguiendo con su descripción, Ferreyra comentó que la institución cuenta actualmente con múltiples servicios que cubren todo el ciclo de vida de una persona. Detalló que APPACE posee un Centro de Desarrollo Infantil que brinda el servicio de Atención Temprana a niños de meses a 5 años de edad; un Centro Educativo Terapéutico destinado al trabajo con niños, adolescentes y jóvenes de entre 5 y 18 años; y un Servicio de Apoyo a la Inclusión Educativa destinado a favorecer los procesos de escolarización inclusivos en niños y adolescentes con necesidades educativas transitorias o permanentes derivadas de la discapacidad neuromotora.

También cuenta con el Centro de Día de Bajo la Viña a donde asisten personas con multidiscapacidad severa y requieren de cuidados especiales y rehabilitación; un Centro de Día Ocupacional; el Centro de Capacitación Laboral, y el Centro de Rehabilitación Integral.

La iniciativa impulsada por la diputada Ferreyra tuvo como eje destacar la tarea loable que desarrolla la institución y brindar un verdadero reconocimiento a sus propulsores, profesionales y ciudadanos vinculados directa e indirectamente a la Asociación.