Matías Domínguez presentó un proyecto para que se declare de interés municipal a la feria Jujuy

140

Una creciente preocupación embarga por estos días a productores de la agricultura familiar que ejercen su actividad comercial en la denominada Feria Jujuy, ubicada en cercanías de un conocido supermercado del barrio Coronel Arias de San Salvador de Jujuy. Sus representantes se reunieron esta mañana con el concejal capitalino Matías Domínguez, del Bloque Justicialista, quien se interiorizó de la situación y entregó una copia de una minuta de su autoría para declarar la actividad de interés municipal.

“La gente está muy preocupada porque la municipalidad pretende clausurar el lugar donde los productores y vendedores de frutas y verduras en general desarrollan su actividad desde hace más de un año. Nadie entiende la persecución que están viviendo estas personas, porque el predio se encuentra habilitado y con toda la documentación que exige el municipio para estos casos”, relató el edil justicialista.

Domínguez, quien asistió al encuentro acompañado por parte de su equipo técnico, entre ellos la abogada María Eugenia Gallardo Virulón, candidata a concejal por la lista Jujuy Avanza que encabeza el concejal, dijo que “es importante darles apoyo a los productores, por eso vinimos a escuchar sus inquietudes, porque esta es una herramienta para ofrecer sus productos, comercializarlos y generar ingresos genuinos para sus hogares”.

“Este tipo de ferias son de gran ayuda para los productores, vendedores y consumidores en general, porque además de ofrecer al público productos frescos y a buen precio, ayudan a la economía familiar y generan importantes puestos de trabajo, máxime en medio de un contexto adverso como el que vive el mundo y el país por la pandemia, de la cual Jujuy no está exenta”, reflexionó.

Mientras tanto, la representante del sector, Claudia Marun, sostuvo que los productores están con el temor permanente ante las amenazas de clausura del lugar y que necesitan estar ubicados en el predio que actualmente ocupan porque el mismo cuenta con todas las condiciones y comodidades para recibir a los compradores y con todas las habilitaciones que exige el municipio. “No queremos estar en la calle, como nos dicen las autoridades locales, sino ejercer nuestra actividad con dignidad”, finalizó.