Mariela Ferreyra celebró que el abordaje de la educación emocional se convierta en Ley

55

La Legislatura buscará sancionar este jueves la Ley de Educación Emocional, basada en un proyecto originario de la diputada provincial Mariela Ferreyra (PJ), para su futura implementación en los tres niveles educativos. La iniciativa que se tratará en la sesión de mañana, impulsada por el oficialismo, recogió el aporte de los principales actores del sistema educativo de la provincia y tomó como eje los contenidos de la propuesta inicial.

Ferreyra valoró que el tema haya sido materia de análisis y discusiones dentro del ámbito legislativo y que la educación emocional sea considerada dentro de la currícula como una herramienta fundamental para el desarrollo social, educativo y mental del alumnado en general. “No existe ninguna acción que desarrollemos los seres humanos que no esté acompañada de una emoción, y por ello la importancia que tiene para su implementación en los tres niveles educativos”, afirmó.

La legisladora recordó que la concepción de este proyecto tuvo lugar en el 2019, a pocas semanas de asumir su banca. “Comencé a elaborar su redacción motivada por mi rol de mamá, viendo a través de mis hijos que las personas estamos atravesadas todo el tiempo por emociones”, rememoró.

“Cuando vemos a nuestros pequeños en la escuela nos interesa que se llenen de conocimientos, pero el saber en la vida no es solo el intelectual, sino que también implica poder gestionar las emociones, porque esto hace que una persona tenga una vida de éxito en el plano de la felicidad”, remarcó.

Explicó luego que la idea del proyecto original planteaba la creación a nivel provincial de una Secretaría de Educación Emocional, con cargos que sean concursados y que los concursantes sean docentes que ya se encuentren trabajando en esta especialidad, o que sean autores de libros o documentos que tengan relación con la materia”.

En el mismo sentido, comentó que “la iniciativa también preveía capacitaciones permanentes no sólo para docentes, sino también para padres, buscando poner en valor y comenzar a hablar de educación emocional y su gestión, para que nuestros niños, niñas y adolescentes estén contenidos”.

Aunque su proyecto fue tomado como base para la presentación de la iniciativa final propuesta por la bancada oficialista, la legisladora se mostró igualmente agradecida con sus pares de bancada y de los demás bloques políticos por el interés demostrado por esta temática. “No importa de quién es la redacción final del proyecto que se transformará en Ley, sino aquí debe prevalecer el sentido común y el bienestar de la mayoría”, enfatizó.