Lomas de Zamora: Morales construye desde el conurbano bonaerense un cambio radical para el país

65

“Voy a caminar todo el conurbano bonaerense, porque más que nunca hay un radicalismo presente que privilegia la unidad de Juntos por el Cambio”. Fue el mensaje que desde Lomas de Zamora pronunció el presidente del Comité Nacional de la UCR, Gerardo Morales, quien intensifica el trabajo político en Provincia de Buenos Aires preparando al radicalismo, principal fuerza partidaria de Juntos por el Cambio, para enfrentar en 2023 la madre de todas las batallas en términos electorales.

En este marco, convocó a “no bajar los brazos y creer en la UCR” que optó por “una agenda global y moderna para construir el cambio radical que necesita el país”.

Estuvo acompañado por María Luisa Storani, vicepresidenta del Comité Nacional; el senador nacional Eduardo Costa, el intendente de San Isidro, Gustavo Posse; los diputados nacionales Jorge Rizzotti, Miguel Bazze y Sebastián Salvador, el diputado provincial Pablo Domenichini, el dirigente Federico Storani, representantes de la JR y María Teresa Flores, símbolo de la militancia radical en Lomas de Zamora; entre otros referentes distritales como Javier Fernández. Además, se dio lectura a las salutaciones y adhesión del presidente del bloque de diputados bonaerenses de Juntos por el Cambio y presidente de la UCR de Buenos Aires, Maximiliano Abad.

“Los principios e ideales de la UCR están más vigentes que nunca, esto lo reafirmamos con mística en la última elección, instancia en la que logramos más musculatura para el radicalismo en todo el país, particularmente en Provincia de Buenos Aires”, manifestó Morales.

Aseguró que el partido “está bien, fuerte y con energía como nunca, formando parte de Juntos por el Cambio”, coalición a la que calificó como “la esperanza de millones y millones de argentinos”, por eso convocó a “apostar fuerte a esta construcción para ser gobierno y llevar soluciones a los problemas que aquejan al país”.

Sostuvo que las fuerzas que integran Juntos por el Cambio están “más cohesionadas” de cara a “los temas que hacen al plan de gobierno a definir y que no tuvimos en 2015”.

Mientras tanto, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández “pusieron al país al borde del abismo, con inflación descontrolada, el dólar disparado y la falta de gasoil” y advirtió que “para colmo el gobierno nacional anárquico del Frente de Todos genera más medidas restrictivas”.

“Ante este escenario está parada la UCR, partido que sabe gobernar y lo demostramos en Jujuy, Corrientes y Mendoza, como así también en más de 400 municipios de todo el país”, indicó y aseveró que “nadie nos puede contar lo que es gobernar y gestionar”.

Asimismo, exteriorizó su preocupación por el hecho de que el presidente reciba a “delincuentes” en la Casa Rosada, en referencia a la reunión que Alberto Fernández mantuvo en las últimas horas con Alejandro “Coco” Garfagnini, “mano derecha de Milagro Sala, delincuente presa por robar a los pobres y encarnar la peor expresión de violencia y muerte en Jujuy”.

“En cambio, desde la UCR, proponemos un plan serio, desarrollista, productivista y federal que inserte al país en la agenda del mundo que demandará alimentos, energía renovable, tecnología y conocimiento”, resaltó y sostuvo que ello “es posible” y citó como ejemplo la planta fotovoltaica Cauchari construida en Jujuy que, además de generar energía limpia para el sistema de interconexión nacional, permite la construcción de 258 edificios escolares en toda la provincia; la producción de litio y el proyecto de fabricar baterías de litio en Jujuy para atender la demanda de la movilidad eléctrica; la producción de cannabis con fines científicos y medicinales que permite la elaboración de aceite medicinal en Jujuy y que en breve se comercializará en todo el país; y la promoción biotextil y la producción de bioplástico a partir del cáñamo. “Para ello antes tuvimos que recuperar la paz, restituir derechos y lograr equilibrio fiscal, objetivos que también podemos alcanzar a nivel nacional de la mano de la UCR”, apuntó y marcó entre las prioridades “resolver los problemas estructurales y garantizar la independencia del Banco Central”, todo ello “con la conducción de un presidente radical”, completó.

Cabe consignar que, previo al acto en el Comité de Lomas de Zamora, Morales mantuvo un encuentro con comerciantes y empresarios locales, oportunidad en la cual cuestionó la interna del oficialismo y objetó que sus dirigentes “peleen entre sí a través de actos públicos, mientras economía está al borde del precipicio”.

Además, analizó el escenario económico, indicando que el aumento del dólar blue, cuya cotización rozó los $290, “es expresión de la incertidumbre imperante” y recalcó que los mercados “no se acomodarán hasta que se acomode la política”. En este sentido, fue lapidario al indicar que “no importa la ministra nueva que se ponga a gestionar en este contexto” y reclamó “liderazgo”. “El ministro que asume no tiene apoyo, porque hay una pelea de poder entre la vicepresidenta y el presidente”, sostuvo e insistió: “Designar un nuevo ministro es tirarlo a la parrilla”.

Con posterioridad, Morales visitó el Campus de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, donde fue recibido por los decanos de las facultades de Ciencias Agrarias, Néstor Urretabizkaya; y de Ciencias Económicas, Gabriel Franchignoni.