“La nueva Ley de retiro voluntario avasalla derechos adquiridos de los trabajadores”

87

“El Régimen de Retiro Voluntario que sancionó hoy el oficialismo parlamentario para los empleados del exBanco de Desarrollo de Jujuy deja mucho que desear y plantea innumerables dudas”, de esta manera la legisladora justicialista Mariela Ferreyra expresó su postura frente al tratamiento del proyecto enviado a la Legislatura por el gobierno provincial, el cual finalmente fue aprobado con fuerza de ley por el radicalismo y sus aliados.

Ferreyra remarcó que la provincia ya contaba con una Ley de Retiro Voluntario. “Cuando hay una relación laboral, el que se encuentra en estado de indefensión y de desigualdad es el empleado. Para eso los legisladores, el Ejecutivo y la Justicia tenemos que bregar para erradicar esa disparidad”, reflexionó.

La legisladora citó en su exposición dentro del recinto de sesiones de la Legislatura un párrafo de la Constitución Nacional, haciendo hincapié en el artículo 14 Bis, que indica, entre otros aspectos, que “el trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurará al trabajador condiciones dignas y equitativas de labor, retribución justa, igual remuneración por igual tarea, protección contra el despido arbitrario y estabilidad del empleado público, entre otras prerrogativas”.

“La provincia tiene un Régimen que es beneficioso para los empleados que se inclinen por ese beneficio, por ello no entendemos esta iniciativa girada por el Ejecutivo provincial que termina vulnerando los derechos de los trabajadores y trabajadoras del exBanco de Desarrollo. No les alcanzó con cerrar sus puertas, disolver la institución, y destratar a quienes dejaron treinta años de su vida a esta institución, que inmediatamente después de la Ley de disolución y liquidación enviaron este proyecto a Diputados”.

“Una vez aprobada esa norma, el gobierno no sólo no permitió más el ingreso de los empleados al edificio del exBanco, sino que además les mandó la Policía. Con esta ley que aprobó hoy el oficialismo gobernante en la provincia, los trabajadores y trabajadoras de la institución perderán los beneficios que impone el Convenio Colectivo de los bancarios y de los que ya gozan otros ex empleados de la entidad”.

“No entendemos el motivo de este cambio y de tanta falta de equidad, aunque los dichos del gobernador al secretario nacional de la Bancaria se basaron en que los empleados cobraban demasiado y que había que bajar este Convenio Colectivo de Trabajo porque era desfavorable para la provincia, dejando de esa forma de lado los derechos adquiridos por los trabajadores”.

“Pareciera que a este gobierno le resulta muy poco conveniente que la gente tenga un sueldo digno en Jujuy. A los empleados los convocaron uno por uno para hacerles ofrecimientos de acuerdo a la simpatía o antipatía con el Ejecutivo, desconociendo al gremio y avasallando derechos adquiridos”, apuntó al explicar su negativa a votar a favor de esta nueva Ley.