La Justicia Electoral rechazó medias cautelares y amparo en contra de la convocatoria a elecciones provinciales

45

El Tribunal Electoral de la Provincia resolvió, el viernes 23, rechazar el pedido de medida cautelar y acción de amparo interpuestos por un grupo de partidos políticos en contra del Decreto Provincial N° 2870-G/21, dictado por el Poder Ejecutivo Provincial, que convoca a comicios legislativos a efectos de elegir cargos provinciales y municipales para el 27 de junio próximo.

En su decisión, el Tribunal Electoral consideró que el Decreto N° 2870-G/21 -de convocatoria a elecciones- es legítimo y se encuadra dentro de las facultades constitucionales del Poder Ejecutivo de la Provincia (art. 137 inc. 19 de la Constitución Provincial) y Código Electoral (art. 28).

Asimismo, el Tribunal indicó que los actores no lograron incorporar fundamentos jurídicos ni elementos de prueba que determinen la nulidad del Decreto 2870-G/21 de Convocatoria a Elecciones, dispositivo que se encuentra dentro de los lineamientos dados por la Constitución Provincial y la Ley Electoral, y respetando los plazos de antelación prescriptos por dicha normativa.

Respecto a los cuestionamientos vinculados a la pandemia de coronavirus, el Tribunal observó que las medidas de seguridad previstas para evitar la proliferación de contagios de COVID-19 se ajustan acabadamente a los protocolos de bioseguridad establecidos por el Comité Operativo de Emergencia (COE) en la lucha contra la pandemia de coronavirus.

Se recordó que, en atención al escenario epidemiológico imperante, se implementará un dispositivo especial para el normal desarrollo de los comicios, privilegiando las normas de bioseguridad.

Apuntó el Tribunal que una de las medidas centrales contempladas, es aumentar la cantidad de escuelas habilitadas para el sufragio, lo que derivará en una distribución de mayor amplitud de las mesas de votación y al mismo tiempo una significativa reducción del número de electores por mesa (200 máximo), con la consecuente abreviación de tiempos de espera y, por consiguiente, se evitará la aglomeración de personas, lo que posibilitará a su vez un adecuado distanciamiento social. Ergo, se minimizarán las posibilidades de contagio.

En cuanto al argumento expuesto por los actores relativo a la falta de padrón electoral, se replicó que el mismo carece de todo sustento, dado que el Padrón Provisorio se encuentra disponible; rechazando también el reparo relativo a la falta de presupuesto, puesto que se encuentra probado que está en trámite el expediente administrativo a los fines de proveer los fondos necesarios para la realización de las elecciones.