“Juntos por Jujuy” repudió el accionar violento contra el concejal Ábalos de Maimará

208

Los diputados provinciales del bloque “Juntos Por Jujuy”, Juan Cardozo, Mariela Ferreyra y Alejandro Snopek, se llegaron hasta la localidad de Maimará para solidarizarse y brindar su respaldo al concejal Sergio Ábalos, que fue destituido de forma inconstitucional, ilegítima y arbitraria de su cargo y que fue agredido físicamente por un funcionario del Ejecutivo municipal. En la oportunidad, el senador nacional Guillermo Snopek, vía telefónica, también expresó su apoyo al edil maimareño.

Al respecto, los legisladores peronistas manifestaron su preocupación por la expulsión que sufrió de forma totalmente arbitraria el edil Sergio Ávalos del Concejo Deliberante de Maimará. “Es inadmisible que, a un representante del pueblo, elegido democráticamente, lo hayan pretendido separar de su cargo por medio de una denuncia infundada de un vecino, sin que ni siquiera se lo haya convocado para que ejerza su derecho a legítima defensa”, destacaron.

Más adelante, los integrantes del espacio provincial “Juntos Por Jujuy” expresaron su total repudio a los hechos de violencia que perpetrará un funcionario del Ejecutivo municipal en contra de la persona de Sergio Ábalos.

Para concluir, los diputados provinciales solicitaron al Ejecutivo provincial, en la figura del Ministro de Gobierno y Justicia, que se tomen cartas en el asunto y se realicen, al menos, tres acciones. Primero, se inste al Concejo Deliberante de Maimará a acatar plenamente el amparo judicial otorgado por el Superior Tribunal de Justicia que restablece a Ábalos en su banca en el Deliberante. Segundo, se garantice la plena seguridad del concejal en el ejercicio de sus funciones como edil electo y miembro del principal órgano de contralor del Ejecutivo municipal. Y tercero, se gestione ante el Ejecutivo municipal la separación preventiva del cargo al denunciado funcionario municipal que propiciará golpes de puño a Ábalos, y que con ésta acción atentó contra el orden institucional y la paz social.