Gerardo Morales es el nuevo Presidente de la UCR Nacional

188

En decisión unánime, la Mesa de Conducción de la Unión Cívica Radical proclamó a Gerardo Morales nuevo presidente del Comité Nacional, en un contundente gesto de madurez política, responsabilidad y vocación de consenso, consecuente con el claro pronunciamiento democrático de los argentinos en las urnas, en el marco de los comicios de medio término realizados en noviembre último, que asignó un rol preponderante de oposición a la UCR como principal componente de la coalición Juntos por el Cambio, de cara a los desafíos que depara 2023.

“El desafío es construir un plan de gobierno que mire al interior para sellar la unidad de Juntos por el Cambio”, sostuvo Morales y garantizó a los correligionarios de todo el país que tendrán “un presidente que recorrerá todo el territorio”. “Vamos a ganar, a gobernar y a unir el país”, remarcó.

La designación del Gobernador de Jujuy al frente de la conducción partidaria, en reemplazo de Alfredo Cornejo, definida en plenario nacional de delegados, es fruto del diálogo interno que se materializó en un acuerdo por el cual la línea de Morales mantiene también la vicepresidencia primera, en manos de María Luisa Storani, mientras que la vicepresidencia segunda quedó para Martín Lousteau, de Evolución.

Entre acordes norteños ejecutados por copleras que llegaron desde Jujuy a la histórica sede partidaria de Alsina, Morales afirmó que “volveremos a ser gobierno” de cara a 2023, pero advirtió que “antes tenemos un largo camino que recorrer”.

En este sentido, dijo que la primera escala es “el diálogo hacia adentro, en busca del consenso interno”, a efectos de “no perder energía en peleas entre nosotros mismos” y llamó a priorizar “la unión de la UCR” y por esta vía “unir a Juntos por el Cambio, garantizando así la unión nacional para resolver los problemas de los argentinos”.

Asimismo, planteó la necesidad de “ser responsables y serios” y por alentó a cultivar “un radicalismo vigoroso y fuerte, sin miedos y dispuesto a no bajar los brazos, convencido de que es parte de la transformación del país”, puesto que “no somos furgón de cola y no tenemos un rol secundario ni irrelevante”.

En otro orden, indicó que para construir el indispensable plan federal que mire al interior profundo de la República Argentina, “debemos reconocer lo que hicimos mal y bien en la gestión de Cambiemos, a fin de no repetir errores del pasado”.

En otro tramo de su mensaje, Morales ratificó su vocación de presidir la República Argentina a partir de 2023 y aclaró que “antes hay que reunificar el bloque en la Cámara de Diputados del Congreso de la Nación”.

Además, subrayó que el pueblo no merece un gobierno ineficaz, sin convicciones, sin plan y sin coraje” y recalcó que “allí es donde tiene que estar el radicalismo, levantando las banderas la educación pública, cuidando al emprendedor, combatiendo al crimen organizado y al narcotráfico desde un modelo similar al que implementó Alfredo Cornejo en Mendoza, transformando planes sociales en oportunidades laborales y trabajando por un país justo”, convencido de que esta es la fórmula para “ponernos de pie y volver a ser el ejemplo que alguna vez fuimos en la región”.

“No somos un país inviable, como tampoco son inviables las provincias y lo demostramos en Jujuy, Corrientes y Mendoza. Tenemos una riqueza tremenda y creo en el maravilloso pueblo que somos”, expresó Morales.

Anticipó que mantendrá un encuentro con Mauricio Macri, “quien siempre tuvo una actitud de respeto hacia el radicalismo”, acotó. También se reunirá con Patricia Bullrich, Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió y Miguel Pichetto, a los fines de “definir criterios para conformar mesas de trabajo de Juntos por el Cambio”.

En cuanto a las discusiones internas, señaló que “teníamos que ordenar y el plenario de unidad es una expresión de diálogo superador y consenso” y agregó que “este es el signo más importante de hoy”.

“El país tiene una agenda más importante que una discusión interna”, consideró.