“Existen muchos factores que no garantizan el inicio de clases dentro de lo que es la nueva normalidad”

666

El inicio de clases previsto para el 17 de este mes por el gobierno provincial ha provocado una serie de críticas de la sociedad en su conjunto y un gran malestar en el sector docente por la falta de respuestas a sus reclamos salariales, entre otras demandas. En ese marco, la diputada provincial Mariela Ferreyra, del Bloque Frente de Todos – Partido Justicialista, ratificó su cuestionamiento hacia la administración Morales, al indicar que existen muchos factores que no garantizan el inicio del ciclo lectivo.

“El gobernador Gerardo Morales anunció que el inicio de período escolar se concretará el 17 de febrero, pero ni siquiera pudo lograr un acuerdo con el sector docente. Por el contrario, ante la amenaza de los gremios de realizar un paro, ante una serie de incumplimientos por parte del gobierno, el mandatario salió a redoblar la apuesta advirtiéndoles que les descontaría los días no trabajados, mostrando una actitud intolerante y extorsiva”, puntualizó Ferreyra.

En el mismo sentido, la legisladora justicialista sostuvo que “el gobierno de Morales no pudo lograr un acuerdo con los gremios del sector y les terminó ofreciendo una miseria para recomponer sus ya alicaídos salarios de hambre”. “Para colmo de males, terminó utilizando chicanas para eludir su responsabilidad y demonizar a los trabajadores docentes como lo viene haciendo en los últimos tiempos”, completó.

Más adelante, Ferreyra dijo que “lo que está claro es que este gobierno se maneja con mucha improvisación y otra de las pruebas de ello es lo sucedido el último miércoles con el transporte urbano de pasajeros en San Salvador de Jujuy, donde también gobierna el radicalismo”. “Este servicio tan elemental fue suspendido debido a que el municipio no había realizado la transferencia de los subsidios enviados por Nación”, recalcó.

Asimismo, la diputada manifestó que “este conflicto que perjudicó a miles de usuarios no avizora solución alguna y que se transformará en otro problema para el desarrollo de las actividades educativas y del quehacer diario en general”. Además, explicó que “esta situación es producto de la desidia, el desinterés y la negligencia de los que nos gobiernan, porque el municipio tuvo el dinero del subsidio que transfiere la Nación a la provincia y ésta, a su vez, a la capital jujeña, el lunes pasado”.