El Gobierno Nacional eliminará los derechos a la exportación de servicios

100

Se trata del segundo complejo exportador del país, sólo superado por el segmento oleaginoso-cerealero. En 2018, por primera vez en la historia de la Argentina, el sector de servicios comenzó a pagar retenciones a la exportación. En 2020 se bajó la alícuota a 5% y a partir de 2022 se reduce a cero.

El Gobierno Nacional anunció hoy que eliminará completamente a partir del año 2022 las retenciones a la exportación de servicios producidos en el país y consumidos en el exterior, con el objetivo de fomentar la creación de empleo de calidad, generar divisas y corregir la medida aplicada a partir de 2018, que perjudicaba al sector.  

El anuncio lo realizó el ministro de Economía, Martín Guzmán, durante un encuentro en el Palacio de Hacienda, en el que estuvo acompañado por su par de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el secretario de Política Tributaria, Roberto Arias y la subsecretaria de Economía del Conocimiento, María Apólito. En tanto, en representación del sector estuvieron presentes Luis Galeazzi CEO de Argencon; Sergio Kaufman, presidente de Accenture; Nestor Nocetti, fundador de Globant; Santiago Mignone, presidente de PWC; Verónica Asla, CEO del Centro Global de Servicios de Ernest & Young; Daniel Colinas, Director de la Comisión de Tax&Legal; Sebastián Bagó, de Laboratorios Bagó, y Vicente Campenni, gerente general de INVAP.   En este marco, Guzmán explicó que eliminar estas retenciones beneficiará a la producción de servicios intensivos en conocimiento y aseguró que se trata de “una medida correcta desde el punto de vista de construir una estructura económica más dinámica”. Además, calificó a los servicios intensivos en conocimiento como “un sector que es fundamental en nuestra economía, que es muy dinámico, genera trabajo, agrega valor y genera divisas”.

Asimismo, el ministro cuestionó a la gestión de Juntos por el Cambio, al sostener que “haber puesto derechos de exportación para el sector en el año 2018 se hizo desde una mirada más bien fiscalista y no productiva”, y aseguró que el Gobierno seguirá trabajando para “dar previsibilidad sobre el año 2022” para que el sector cuente con más certezas en sus planes de inversión y exportación.  

Por su parte, Kulfas resaltó el dinamismo del sector exportador de servicios y la capacidad de crear empleo de calidad de las empresas que lo componen. Por este motivo, el titular de Desarrollo Productivo sostuvo: “Apostamos a que este sector duplique sus exportaciones, duplique la cantidad de gente trabajando, apuntando a fortalecer la oferta de chicos y chicas que trabajen en el sector, con capacitación”.   En tanto, Arias insistió en el carácter fiscalista que tuvo la decisión de la administración anterior de gravar a las exportaciones de servicios y destacó que “en ningún lugar del mundo se aplican derechos aduaneros a los servicios”.

De esta forma, el secretario hizo hincapié en que incluso “hay una doctrina absolutamente unánime de que no deberían estar gravados” y señaló que la medida anunciada por el Gobierno apunta a “reducir los derechos en los sectores de mayor valor agregado, pero en el camino consistente en el mediano plazo”.  

En la reunión, los empresarios agradecieron la medida y destacaron la importancia de fortalecer el desarrollo de sector.   Desde el inicio de la presidencia de Alberto Fernández, con la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva, se estableció una política de reducción de los derechos referidos a las exportaciones de mayor valor agregado (industria, economías regionales y servicios), con el objetivo de cuidar la sostenibilidad fiscal, promover el empleo y el dinamismo productivo con un sentido federal.   

Para el caso de los servicios, se estableció en primer lugar una reducción de la alícuota al 5% que rigió durante todo el año 2020 (durante 2019 había sido entre 11% y 7%). A fines de ese año, con el decreto N° 1034/2020 reglamentario de la Ley de Economía del Conocimiento, se estableció que a partir del año 2021 aquellas empresas adheridas al Régimen de Promoción de la Economía del Conocimiento no pagarían derechos de exportación. A partir del 1 de enero de 2022, tanto inscriptos como no inscriptos en el Régimen no pagarán derechos de exportación.  

En 2018, la administración anterior dispuso un derecho de exportación de $ 4 por dólar exportado (en ese momento equivalente a una alícuota de 12%) a las prestaciones de servicios producidas en el país y consumidas en el exterior. De esta manera, por primera vez en la historia de nuestro sistema tributario, comenzaron a aplicarse derechos de exportación a los servicios.   La exportación de conocimiento argentino

Las exportaciones de servicios constituyen una fuente de generación de valor novedosa, que tiene múltiples virtudes, desde la creación de puestos de trabajo, hasta la oportunidad de incremento de divisas. La industria de servicios (informática y programación, servicios profesionales, diseño, etc.) exportó durante el año 2020 un total de U$S 5.700 millones anuales, siendo sus principales destinos EE.UU. y la Unión Europea.  

El sector, hoy el segundo complejo exportador, sólo superado por el complejo oleaginoso-cerealero.  Asimismo, la industria de exportación de servicios aporta a una economía dinámica con productos de alto valor agregado y se desarrolla en todo el país, corrigiendo los desequilibrios regionales históricos. El crecimiento de las exportaciones y la agregación de valor son indispensables para una dinámica económica virtuosa de mediano y largo plazo.