El Defensor del Pueblo instó a los directivos de una conocida entidad crediticia a mejorar su sistema de atención al público

94

El Defensor del Pueblo de la Provincia de Jujuy, Javier de Bedia, dio su parecer frente a las largas filas y a la gran concurrencia de personas que se observan por estas horas frente a la casa central de Tarjeta Naranja. Su postura frente a esta situación responde a los cientos de llamados que recibió por parte de clientes de esa entidad crediticia, en su mayoría molestos por el sistema de atención al público implementado por esta firma, que desde el año pasado, con el inicio de la pandemia y la vigencia de la cuarentena, avanzó en la modificación de su modalidad.

“En la Defensoría venimos recibiendo quejas de la gente por los inconvenientes y contratiempos generados por el nuevo esquema de atención al público establecido por esta Tarjeta, cuya casa central y sucursales del interior se ven colapsadas en días de pago”, explicó el Defensor del Pueblo, quien advirtió con preocupación que en estos días de bajas temperaturas y de lluvias los clientes aguardan sus turnos a la intemperie, con demoras que exceden los tiempos normales para la atención del cliente.

Por lo mismo, De Bedia instó a los directivos de esta entidad privada a adecuar el sistema de atención online para evitar la presencia masiva de personas en las inmediaciones de sus sedes, y, fundamentalmente, mejorar la atención presencial en sus bocas de trámites y cobros, para que la misma sea más ágil y evite los contratiempos que están a la vista y que vienen generando un malestar inocultable entre sus clientes.

En este contexto, mencionó que desde la Defensoría van a buscar mediar ante los directivos de la Tarjeta para que se busque una solución urgente, atendiendo a que el país y Jujuy atraviesan la segunda ola de la pandemia por Covid-19 y que en ese marco se deben arbitrar todos los medios para que se cumplan las medidas de bioseguridad tendientes a evitar un incremento exponencial de casos, entre ellas el distanciamiento social.

“Vemos con preocupación la estadía por varias horas de la gente y la masiva concurrencia en estos días a las dependencias de esta entidad crediticia y de otras que también ofrecen servicios financieros a la gente, pero consideramos que con la buena voluntad de sus directivos esta situación podría corregirse a la brevedad”, enfatizó De Bedia.

La alarma por este tema se volvió a activar en las últimas 48 horas a partir de la muchedumbre de personas que se observó en las inmediaciones de la casa central de la entidad, ubicada en Alvear al 500 de San Salvador de Jujuy.