Ediles se reunieron con integrantes del Área Educativa Municipal

60

Ediles capitalinos se reunieron con integrantes del área educativa del municipio, con motivo de conocer como se viene implementando la Ley N° 6244, de Educación Emocional, ley a la cual adhirió el municipio de San Salvador de Jujuy. Además, también se trató el proyecto para regular el funcionamiento de los CDI (Centro de Desarrollo Infantil).

Por este motivo se llegaron hasta la institución parlamentaria, el Secretario de Desarrollo Humano, Rodrigo Altea y la Sub Directora de Educación, Érica García, acompañada de todo el equipo educativo de la comuna.

Al respecto, Lisandro Aguiar afirmó que “quiero destacar la tarea que cumplen siendo un faro tanto de la razón como de la educación emocional en Alto Comedero. La escuela municipal Marina Vilte es un ejemplo,  para que las instituciones funcionen deben tener  personas que desarrollan esta actividad y hemos podido ver un equipo muy comprometido con las directoras de los distintos niveles de educación que tiene el municipio y todo el equipo docente y no docente de las instituciones municipales”.

“Hemos podido abordar dos temáticas  puntuales –continuó Aguiar- la primera  es como se está implementando la ley provincial  que hemos adherido por ordenanza municipal  que es la 7700, en lo que hace a la Educación Emocional en la institución, que es todo un desafío y lo vienen cumpliendo de la mejor manera, con un fuerte compromiso con toda la colectividad de la escuela. Por otro lado, hemos abordado un proyecto de ordenanza que regula los centros de desarrollo infantil del municipio capitalino”.

Asimismo, agregó: “Vamos a ver si podemos lograr los consensos necesarios en las próximas semanas, tenemos aportes muy importantes que realiza la concejal Verónica Valente relacionado con este funcionamiento y el concejal Flores ha quedado también en llevar adelante algunos aportes, vamos a buscar los acuerdos y esperemos que podamos sancionar esta  ordenanza que creo que va a ser una herramienta legal muy importante para el desarrollo educativo, particularmente de esta franja etaria que va de los 45 días a los 3 años de edad”.

Por su parte la concejal Verónica Valente, destacó que “a través de la sanción de la ley en la legislatura,  lo cual involucra al municipio, poder trabajar  desde la educación emocional que la pandemia ha demostrado que esta cuestión social es de un abordaje también pedagógico y creo que en ese sentido estuvieron acá presentando como lo van a hacer y cuales serían las estrategias de aplicación”.

Por su parte, el Secretario de Desarrollo Humano, Rodrigo Altea, expresó que “tuvimos esta interacción muy interesante con el Concejo Deliberante que nos viene dando unas herramientas muy importantes para el desarrollo de nuestra labor en materia educativa, que es algo que asumió el Intendente Raúl Jorge a través del mantenimiento de la escuela Marina Vilte, como la única institución educativa municipal de la provincia”.

En este sentido, Altea agregó: “Hemos realizado el intercambio de acciones que se desarrollan en nuestras instituciones. Hubo una linda charla donde se intercambiaron opiniones, receptamos algunas observaciones efectuadas por distintos concejales y que siempre será el camino para mejorar día a día y dar un mejor servicio educativo a los chicos de nuestra ciudad”.

En tanto la Subdirectora de Educación del municipio, Érica García, manifestó que “fue un placer venir a exponer todo lo que nosotros realizamos desde la dirección de educación, es un trabajo muy arduo que se lleva a cabo anualmente dentro de la educación formal y no formal con los diferentes CDI en varios puntos de la ciudad. La escuela está bastante  completa, estoy muy orgullosa del trabajo de mi equipo”.

Por último, García remarcó que “la Ley de Educación Emocional la venimos aplicando hace bastante tiempo, teniendo en cuenta el lugar socioeconómico en el cual está inserta nuestra escuela,  eso nos hace revitalizar  las ganas de trabajar para la sociedad y el servicio común, porque es fundamental  que nosotros manejemos emociones y las sepamos gestionar para llevar a un buen nivel de participación en sociedad”, concluyó