Dos fiestas clandestinas fueron desarticuladas

118

Una de ellas se llevaba a cabo en el Barrio San José de Palpalá, donde efectivos de la Unidad Regional Nº 8 acudieron luego del llamado de un vecino, quienes denunciaron aglomeración de personas y música alta. En el lugar había unas 121 personas.

Tras notificar a la propietaria, intervino el Juzgado Contravencional de turno quien dispuso demorar a todos los asistentes y cesar la fiesta. Se constató la presencia de menores de edad, por tal motivo fueron puestos a disposición del juzgado competente.

Por otro lado, en Ocloyas efectivos de la Unidad Regional Nº1 tras un trabajo de inteligencia detectaron que en una finca ubicada en ruta provincial Nº 5 altura del Paraje Menbrillo se realizaba un fiesta electrónica.

Se verifico que en el evento existían 65 personas que no cumplían ninguna medida sanitaria. Ante tal situación autoridades contravencionales determinaron cesar la fiesta y demorar a todos los presentes. También se secuestro más de 20 vehículos que fueron trasladados a la central de la Policía.

Finalmente el Juzgado Contravencional de turno dispuso que a cada participante se le labre la multa correspondiente. Cabe señalar que los controles integrales se intensifican los fines de semana para resguardar la salud pública con patrullajes barriales, presencia policial en zonas comerciales y supervisando con operativos de seguridad vial rutas y acceso a las localidades. Se recuerda que las reuniones no autorizadas y fiestas clandestinas pueden denunciarse al 911 y a la línea 0800-888-3368.