Diputada del PJ advierte sobre la desprotección sanitaria que enfrentan los docentes de todos los niveles educativos

86

Tras conocerse la noticia del fallecimiento de un docente jujeño en las últimas horas, la diputada provincial Mariela Ferreyra, del Bloque Frente de Todos – Partido Justicialista, volvió a advertir sobre la desprotección que tienen maestros y profesores para desarrollar sus actividades en medio de esta segunda ola de contagios por la pandemia de coronavirus, remarcando además que un gran porcentaje de trabajadores de la Educación todavía no recibieron la vacunación correspondiente.

Al mismo tiempo, la legisladora afirmó que “el gobierno no sólo muestra improvisación al momento de tomar medidas, sino que además incurre en permanentes contradicciones frente al aumento de las cifras de contagios”. “Hemos recibido quejas de directivos y docentes sobre la falta de elementos de bioseguridad de varios establecimientos escolares, lo que provoca una situación de incertidumbre y angustia en las diferentes comunidades educativas”.

En cuanto a la gestión de la pandemia por parte del gobierno provincial, Ferreyra manifestó que “se observa una marcada incoherencia del Ejecutivo jujeño respecto a las medidas que va adoptando para ir sorteando los avatares de esta segunda ola de contagios, mostrando algunas de esas decisiones una improvisación total”.

“No se logra entender los criterios qué utiliza el Poder Ejecutivo, para determinar el cierre, la apertura o la reducción parcial de cual o tal actividad. Lo que sí se observa es que se han relajado los controles en muchos lugares. Por ejemplo, los colectivos del transporte público transitan repletos de pasajeros, en las entidades bancarias los clientes se abarrotan frente a los cajeros, y en algunos comercios no se respetan las capacidades reducidas establecidas para esta pandemia”, apuntó.

Por otro lado, la legisladora peronista se mostró preocupada por los números de la pandemia y la cantidad de casos de docentes fallecidos por Covid-19. “Jujuy es la provincia que lamentablemente encabeza la estadística de docentes que perdieron su vida como consecuencia de haber contraído coronavirus”, aseguró.

“Es incierto el desenlace y las consecuencias que traerá esta segunda ola de contagios, pero el gobierno es el que tiene que tomar las decisiones que sean más conveniente para preservar la salud de la población jujeña y para evitar que la curva de contagio se dispare de manera brusca. “Hay muchas actividades que se están desarrollando con total normalidad ante la mirada pasiva del gobierno, que alivió los controles y dejó todo librado a la responsabilidad individual y colectiva de los jujeños.

“El ejecutivo, deberá tomar decisiones firmes dejando de lado los intereses políticos que parecen haberse apropiado de algunos funcionarios y de él mismo, en un año donde las cuestiones electorales deberían ser secundarias y donde todos los esfuerzos del Estado, deberían estar centrados en el diseño de políticas sanitarias que resguarden la salud de todos los jujeños”, finalizó.