272 muertos y 13.667 contagios de Covid-19 mientras se analizan nuevas medidas por la segunda ola

204

Otras 272 personas murieron y 13.667 fueron reportadas con coronavirus en las últimas 24 horas en Argentina, mientras los gobiernos nacional, bonaerense y porteño coincidieron hoy en la necesidad de adoptar nuevas medidas contra la «segunda ola» dando prioridad a la continuidad de las clases presenciales y la actividad comercial e industrial, sobre la base a la «experiencia acumulada».

Con los registros de hoy ascienden a 56.471 los fallecidos registrados oficialmente a nivel nacional y a 2.407.159 los contagiados desde el inicio de la pandemia, informó hoy el Ministerio de Salud.

La cartera sanitaria indicó que son 3.652 los internados en unidades de terapia intensiva, con un porcentaje de ocupación de camas de adultos de 56,1% en el país y del 62% en la Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

De acuerdo al Monitor Público de Vacunación actualizado a las 18, el total de inoculados asciende a 4.354.044, de los cuales 3.663.455 recibieron una dosis y 690.589 las dos, mientras que las vacunas distribuidas a las jurisdicciones llegan a 5.893.445.

Un 63,44% (8.671 personas) de los infectados de hoy (13.667) corresponden a la Ciudad y a la provincia de Buenos Aires.

De los 2.407.159 contagiados, el 89,46% (2.153.509) recibió el alta y 197.179 son casos confirmados activos.

El reporte consignó que murieron 138 hombres y 128 mujeres, mientras que 4 persona de la provincia de Buenos Aires, 1 de la Ciudad de Buenos Aires, y 1 en Córdoba fueron registradas sin dato de sexo.

En este contexto, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero encabezó esta tarde en Casa Rosada una reunión junto a sus pares de Provincia y de la Ciudad, Carlos Bianco y Felipe Miguel, respectivamente; la ministra de Salud, Carla Vizzotti; el titular de la cartera sanitaria de CABA, Fernán Quirós; y el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; en reemplazo del ministro provincial, Daniel Gollan.

Los funcionarios coincidieron, tras otra reunión de los ministros de salud de todas las provincias en el Consejo Federal de Salud (Cofesa), que la llegada de la segunda ola «es un hecho».

Si bien hoy no hubo anuncios tras el encuentro, las fuentes remarcaron que habrá que «tomar medidas» en los próximos días, en principio el viernes próximo, cuando venza una nueva prórroga del Decreto de Necesidad y Urgencia sobre el Distanciamiento Social Preventivo y Obligatorio (Dispo).

Por su parte, infectólogos y miembros del comité de expertos que asesora al Gobierno nacional advirtieron hoy que «estamos claramente en la segunda ola» que podrían impulsar «restricciones más importantes» para evitar la circulación del virus.

La infectóloga Laura Barcán dijo a Télam que «estamos claramente en la segunda ola, es lo que se dio en todo el mundo” y advirtió que «el aumento de casos tan brusco no lo vimos nunca en la primera ola, esto es exponencial».

En el mismo sentido se manifestó la infectóloga Leda Guzzi, quien aseguró que hay un explosivo aumento del número de casos» y precisó que “en la última semana aumentaron los casos entre un 40 y 50% dependiendo de las jurisdicciones, entre ellas AMBA y centros urbanos como Córdoba, Mendoza o Corrientes».

El médico clínico integrante del comité que asesora al presidente Alberto Fernández, Luis Cámera, alertó que «esta ola viene adelantada sobre las proyecciones que se tenían dos semanas atrás; viene adelantada y a mucha velocidad”.

En Brasil, el país con la situación más severa de Sudamérica, Río de Janeiro volvió a abrir las escuelas, pero el comercio no esencial, bares, restaurantes, cines, museos y teatros siguen cerrados hasta el viernes con horarios restringidos.

Las estimaciones prevén que en Brasil se llegará a 600.000 muertes en el país en julio.

Paraguay, en el peor momento de la pandemia en el país, con hospitales públicos y privados colapsados, amplió por ocho días la franja horaria de circulación de 5 a 24 y los locales gastronómicos podrán recibir clientes previa inscripción y cumpliendo las medidas sanitarias.

Uruguay terminó su Semana de Turismo (como llaman a la Semana Santa) con la noticia de un brote en un geriátrico en la ciudad de Fray Bentos que dejó 15 muertos.

En Chile, el presidente Sebastián Piñera admitió que el sistema de salud está «al límite de sus capacidades», después de registrar más de 7.000 casos positivos de coronavirus en los últimos tres días y superar la semana pasada el millón de contagios desde el inicio de la pandemia.

En ese marco, Bolivia mantiene hasta el jueves el cierre de su frontera con Brasil.

Europa, en cambio, diversificó sus conductas pese al alarmante incremento de casos, ya que mientras el Reino Unido y Serbia, entre otros, aflojaron en algo sus restricciones, otros países optaron por mantenerlas y hasta endurecerlas.

El primer ministro Boris Johnson confirmó hoy la continuidad del desconfinamiento en el Reino Unido a partir del próximo lunes cuando la segunda fase permita la reapertura de peluquerías, gimnasios y pubs, entre otros servicios.

Por su parte, el ministro de Salud de Francia, Olivier Veran, pidió cuidados extremos y advirtió que la cantidad de pacientes con coronavirus en las unidades de terapia intensiva del país podría alcanzar los niveles observados durante la primera ola de hace un año.

Los comercios minoristas en la mayor parte de Grecia pudieron reabrir hoy a pesar del aumento continuo de las infecciones por coronavirus.

También Portugal inició la segunda fase de su plan de desconfinamiento progresivo al reabrir la hostelería y los museos y permitir la vuelta a clase de alumnos del segundo y tercer ciclo, hasta los 15 años. (Télam)