Carta Abierta de la Asociación de Vendedores del Nuevo Mercado Municipal Sur de la Capital Jujeña

260

Nos dirigimos a la sociedad jujeña para visibilizar la dura realidad que nos golpea ante las intimaciones de desalojo cursadas por las autoridades municipales.

Que, desde el principio, la premura de los tiempos políticos y el interés desmedido de inaugurar antes de fin de año una obra incompleta, con evidentes carencias edilicias y no pensada para tal fin, el viernes 11 de diciembre de 2021 abrió sus puertas el Mercado Sur. Sin detrimento de todo lo mencionado anteriormente y con la presencia del intendente, toda su plana mayor de funcionarios, la banda de música municipal, alguna cámara de tv y no más de 15 locales funcionando, el día 21 de diciembre del año pasado abrió sus puertas “oficialmente”.

Desde ese día en adelante la gestión municipal abandonó para siempre a su suerte a los adjudicatarios que abonan dos categorías de alquileres (que van en un caso desde los $15.000 y en otro desde los $40.000) absolutamente a su buena suerte sin interesarle la realidad comercial del complejo en su conjunto ya que la gente que se apersona hasta este mercado es muy poca y las ventas son casi nulas.

Lo concreto es que en ningún caso, ningún comercio del mercado sur es rentable ni llega a cubrir la mitad de sus costos mensuales.

100 pequeños comerciantes y emprendedores estamos fundidos, endeudados, destratados por la gestión municipal y ahora intimados a desalojar.

Pedimos a la sociedad, los medios, las autoridades municipales, provinciales y nacionales que nos ayuden a visibilizar nuestra lucha que el intendente y sus funcionarios intentan esconder bajo la alfombra hasta pasadas las elecciones, para no perder más de lo que ya perdimos, confiamos en un estado que nos prometió y nunca cumplió, determinadas condiciones comerciales a cambio de comprometernos bajo contrato a condiciones de venta e inversión.

Al no conseguir ser atendidos por el Señor Intendente, aprovechamos esta carta abierta para dejarle algunas inquietudes, como, por ejemplo, que va a pasar con ese edificio cuando a todos nos desalojen? Ya que eso no va a hacer que concurra más clientela, sino su intervención directa en la promoción y difusión de la existencia del mismo, la creación de accesos y condiciones comerciales proactivas, cosa que debió hacerse desde el principio, pero a nadie le importó.

Quién es el propietario del inmueble, cuanto se le paga por mes y de donde salen esos fondos si la mitad de mercado esta vacía? Le interesa a la gestión municipal que el mercado sea rentable tanto para los comerciantes como para el municipio?

Que pasará señor intendente cuando todos nos terminemos de fundir y/o nos desalojen? Ese día automática y mágicamente van a llenarse los pasillos de un mercado que claramente fue una mala idea, una mala propuesta y un serio error de gestión?

Hay voluntad de revertir las cosas? Le interesa señor intendente que hayamos invertido y confiado en una propuesta municipal y hoy estemos fundidos y atravesando situaciones críticas en lo económico y familiar por haber apostado 6 meses de trabajo apuesta económica y sacrificio?